domingo, 21 de mayo de 2017

Dulces mentiras.

Ahora me dice que es el hombre de su vida. Cuando hace quince días,no sabia si pedirle el divorcio. Eres mi muy mejor amiga,pero a veces me desesperas. Sobre todo,cuando te crees tus propias mentiras.
Se lo he comentado miles de veces. No puedes vivir así. Pero,al parecer,para algunas personas, es más fácil vivir en un mundo aparentemente mágico, que desordenar todo otra vez. La comodidad a veces nos hace débiles. Yo siempre he pensado,que no puedes,atarte a un hombre,simplemente,por creer,que es el hombre perfecto.
Claro,que luego pienso,que por ser tan toca pelotas,no he encontrado mi pareja.
Pero,tengo muy claro,que prefiero vivir sola y tranquila,que no viviendo un engaño,porque,eso me acabaría matando.

2 comentarios:

  1. Sí... así es, mucha gente prefiere engañarse que intentar mejorar su vida...
    A mí no me importa mientras no me cuenten mentiras, allá ellos... lo que no estoy dispuesto es a aguantar sus trolas insoportables.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Luego los calentores de cabeza que me hacen pasar. Ultimamente,pienso,que hay algunos amigos que por ser Amigos,ya se creen con derecho a todo sobre ti y cansan.

    ResponderEliminar